martes, 8 de noviembre de 2011

Apple Pie


 
El Apple pie es el postre más tradicional de los Estados Unidos. El aroma a manzanas y canela llena las casas especialmente en el día de acción de gracias, el 4 de Julio y en navidades. Hay un dicho en inglés, para decir que algo es fácil. “It’s simple as Apple pie”  que traducido significa: “Es tan sencillo como el pastel de manzana”. Hasta hay una nostálgica canción titulada “Bye, bye, Miss American pie”. Algunos afirman que es una despedida a los tiempos felices y de la inocencia de los años 50 y la pérdida lenta de los valores y las tradiciones netamente estadounidenses. Aquí un link para escucharla. Bye, bye Miss American Pie

Sería imposible decir cuántos Apple pies  he comido a lo largo de mi vida. Los he comido mejores y peores. Lo ideal es que quede la pasta ligera y quebradiza, como en copos. El relleno debe de quedar suave, meloso y ligeramente ácido.

Debemos evitar que se tueste demasiado por encima y tampoco debe saltarse el primer paso, de hornear el fondo. Porque no hay cosa peor que un Apple pie con el fondo crudo y como chicle.

Voy a explicar cómo lo hago yo, y ya verás cómo es verdad el dicho “Sencillo como hacer Apple pie”.


Necesitarás pasta quebrada
 
Ingredientes para el relleno:
 
  • 5 manzanas grandes tipo "Granny Smith",  peladas y cortadas en rodajas   (aprox. 700 gr.)
  • 1 Cucharada sopera de zumo de limón
  • 115 gr. Azúcar blanco
  • 115 gr. Azúcar moreno
  • 2 Cucharadas soperas de harina
  • ½ cucharadita de canela
  • ¼ cucharadita de nuez moscada molida
  • 2 Cucharadas soperas de mantequilla
 
Después de haber horneado la masa para la base del pie de manzana, preparo los siguientes ingredientes para el relleno:

En un bol grande combino el zumo de limón y las manzanas cortadas en rodajas finas.

Mezclo aparte todos los ingredientes secos y los echo sobre las manzanas, combinando todo suavemente.  A continuación le añado las dos cucharadas de mantequilla en trocitos, repartiéndolo bien y pongo el relleno de manzanas en la base de pasta quebrada ya medio horneada.

Extiendo el otro disco de pasta quebrada y cubro el pie, lo pincho con un tenedor, o le dejo unos huecos para que respire.

Lo horneo durante 10 minutos a 230ºC. Bajo la temperatura  a 175ºC y lo dejo unos 50 minutos más, hasta que el relleno burbujea.

Lo típico en algunas partes de los Estados Unidos es servir el “apple pie” aún caliente con helado de vainilla, pero sólo también está delicioso. Uno de mis desayunos favoritos es tomarlo, al día siguiente de hacerlo, frío de la nevera con un buen café con leche.

6 comentarios:

  1. Rica, rica... mmm pinta exquisita !!

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Estupenda, Lenny!! Trataré de hacerla...
    Cuánto voy a aprender con tu blog. Aprender y disfrutar.
    Gracias,

    Susana

    ResponderEliminar
  3. Mammmma mía... Lenny, te superas con cada receta.

    ResponderEliminar
  4. Se me hace la boca agua!

    ResponderEliminar
  5. Lenny es una joya de receta y con la delicadeza como la explicas hace que sea una delicia el poder comerla
    mil besosssss

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu visita y por dejar tu comentario.

Un abrazo, Lenny

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...